• Los juegos eróticos pueden romper tu rutina sexual

  • Presta atención a los preliminares para incrementar la excitación

Si vienes en busca de ideas… aquí podrás encontrar una lista de juegos eróticos para realizar en pareja. Tanto si necesitas reactivar la pasión como si simplemente quieres probar cosas nuevas, este artículo está dirigido para ti. ¿Te animas?

¿Te atreves con estos juegos eróticos?

¿Necesitas excusas para probar estos juegos eróticos? Pues bien, del mismo modo que necesitas viajar, hacer actividades nuevas o conocer gente, es beneficioso probar cosas nuevas en el ámbito sexual para romper la rutina. De esta forma, es probable que puedas cuidar mejor de tu relación, sin que esta se vea afectada por la tensión o el aburrimiento.

1. Comida para ampliar el placer

Si la comida y el sexo ya son un placer por si solos, combinar ambos mundos en el primer tipo de juegos eróticos puede abrir toda una gama de posibilidades. Claro está que no consiste en ponerse las botas con una comida diaria, sino simplemente dejar un rastro de sabor para activar zonas erógenas y estimular los sentidos. Para hacerlo, puedes escoger tu tipo de helado favorito o alguno que sea un poco líquido para poder crear un camino o rastro en el cuerpo. Del mismo modo, en vez de comida siempre puedes escoger lubricantes de sabores. De esta forma, tendrás un producto que puede realizar dos funciones: estimular y lubricar.

2. Preliminares y juguetes

A veces, conseguir excitación gracias a los juegos eróticos puede ser tan simple como emplear más tiempo y concentración en los preliminares. De hecho, el sexo va más allá de la penetración y es necesario explorar la estimulación para divertirse mientras disfrutas. Para este caso, puedes recurrir a toda una gama de tipos de vibradores para usarlos tanto en los preliminares como durante el acto. Roza distintas zonas, usa distintas potencias, hazlo lento y rápido, cambiando el ritmo. Pero tampoco te olvides de tu propio cuerpo: besa, lame y golpea suavemente.

varios vibradores de distintos colores

3. Lo que no se ve el cuerpo lo siente

¿Te excitaría no poder preveer que es lo siguiente que hará tu pareja? ¿Y a la inversa? Pues puedes incrementar el placer de forma tan fácil como es el hecho de usar una venda. Tápate los ojos o tápaselos a la otra persona. La cuestión es incrementar la excitación mediante los otros sentidos y la expectación. En este punto, recuerda que las palabras también resultan efectivas.

4. La estimulación de las esposas

Si antes hemos hablado de tapar los ojos, ahora hablamos de atar. Es posible que a muchos esto no les acabe de agradar, pero a muchos otros puede estimularles este jueguecito de «dominación».

5. Dados o papeles

¿Y si ninguno de los dos decide qué hacerle al otro? Pues esto es tan fácil como tener unos dados eróticos y dejar que el azar decida por ti. Puede ser realmente estimulante realizar lo que te dictan los dados. Además, también te ayudarán a prestar atención a los preliminares.

muchos dados de distintos colores que ocupan toda la imagen

6. El juego del striptease

¿Por qué no hacer un striptease para tu pareja? ¡Quítate la vergüenza (y la ropa también)! Por otro lado, siempre puedes jugar a algún juego de mesa (póker en todo caso) y poner alguna norma que obligue a quitarse cada vez una prenda.

7. Disfraces para la imaginación

Y si los anteriores juegos eróticos consisten en quitarse la ropa… en este caso se basa en ponérsela. Pero no cualquiera, claro. Descubrid las fantasías sexuales de cada uno y jugad a disfrazaros y a crear situaciones eróticas. La imaginación es un arma muy potente para conseguir la excitación.

Leave a comment