• El moño deshecho es un peinado sencillo para el día a día.

  • Un look ideal para tanto pelo largo como corto.

Los recogidos son uno de los peinados estrella en nuestro repertorio de belleza. De los más elegantes a los más prácticos, para cabellos largos y los que no lo son tanto, etc. Son un recurso de lo más versátil para acompañar nuestro outfit diario. Aunque hay uno que triunfa especialmente… el moño deshecho. Más o menos a la moda, siempre está presente en el día de muchas.

Sin duda, es uno de esos peinados que todas utilizamos cuando tenemos prisa o no tenemos muchas ganas de arreglarnos. Aporta un toque desenfadado pero diferente a cualquier look. Pero, ¡ojo! Porque si quieres un recogido despeinado «perfecto», hay que convertirse en maestra de la técnica. En este post te enseñamos como hacerte un moño de este estilo, paso a paso.

Moño despeinado de una chica.

El peinado, paso a paso

Para realizar un moño deshecho primero necesitamos los materiales adecuados. En este caso, no se trata de un recogido sofisticado, por lo que nos bastará con un peine para desenredar el pelo y una goma. Mejor si el peine es de púas gordas, para realzar ese efecto «descuidado».

Asegúrate también de que el elástico es el adecuado para tu cabello. Si quieres mantener el look durante más tiempo, puedes utilizar algunas horquillas. Y si tu pelo no tiene mucho volumen, puedes utilizar algún spray para maximizar el resultado. Ahora que ya tenemos todo, es hora de empezar:

  1. Hazte una coleta a la altura deseada y átala con la goma.
  2. Carda tu cabello. Este paso es clave para lograr el efecto de moño deshecho -especialmente si tu cabello es muy lacio.
  3. Aquí te proponemos dos variantes -baja y alta:
    1. Enrolla el cabello sobre sí mismo y sujétalo con horquillas. Si quieres un resultado más desenfadado, libera algunos mechones más del recogido.
    2. Deshaz la última «vuelta» de la goma y esta vez, haz una suerte de «aro» con tu pelo en esta última «vuelta». Luego tira de los extremos del cabello, colocando los mechones en un círculo. Estos quedaran «descolocados de forma natural. Puedes añadir algunas horquillas en este punto.
  4. Si lo consideras necesario, puedes utilizar un poco de laca para fijar el moño.

Moño desenfadado de una chica.

Una variante sofisticada

La ventaja de un peinado tan sencillo como este recogido es que siempre se puede hacer más elegante con un par de truquitos. El primero es dejar algunos mechones sueltos en la parte delantera de tu cabello. Una vez finalizado el moño deshecho, con estos cabellos restantes podemos hacer una trenza que acabe en el propio recogido. Esto le dará un toque romántico a tu peinado.

Incluso puedes dejar esos mechones de tu flequillo sueltos y ondularlos con un rizador. Servirán para enmarcar el rostro, creando un resultado muy favorecedor. Si te lo haces a la altura de la nuca -centrado o a un lado-, también conseguirás un resultado más clásico.

Otra idea es añadir accesorios al recogido. Por ejemplo, en vez de utilizar unas horquillas básicas puedes optar por unas más elaboradas. Asimismo, puedes engalanar el recogido con algún pasador, una diadema, flores, etc. Tampoco olvides de acompañar tu peinado con el maquillaje más adecuado para la ocasión.

Leave a comment