• Es la alternativa natural (y de moda) a los tintes tradicionales

  • Además de cubrir las canas y aporta mucho brillo el pelo, el uso de los barros previene muchas alteraciones del cuero cabelludo como la grasa, la caspa y algunos tipos de alopecia

Si cada vez hacemos más deporte, en nuestra dieta tienen más presencia los productos eco, ¿por qué hasta ahora las coloraciones naturales no han sido muy populares? Nadie se lo explica, pero lo que es cierto es que la coloración por barros, que ha estado relegada a herbolarios y está compuesta por extractos de plantas, maderas, flores, algas y tierras, está cada vez más de moda y se presenta como una alternativa a los tintes oxigenados.

“En las coloraciones naturales, conocidas como barros, el proceso no se pierde ni se altera con los lavados, trata tanto el cuero cabelludo como el cabello, engrosa la fibra y aporta mucha hidratación. No altera el color natural del pelo, simplemente aporta un reflejo. Las canas quedan como ‘borradas’”, cuenta Rogelaine Tomé da Costa, propietaria del salón Rogelaine Lifestyle.

Es natural, por tanto, no daña el cabello, pero ¿cubre las canas? Sí y es perfecta para todo tipo de cabellos: naturales, teñidos, rubios, morenos, pelirrojos,  melenas tratadas con química, cabellos debilitados o acuciados por problemas de caída o de cuero cabelludo.

Además aportar mucho brillo, el uso de los barros previene muchas alteraciones del cuero cabelludo como la grasa, la caspa y algunos tipos de alopecia.

Las tonalidades van desde rubios oscuros a rojizos. En bases oscuras se realizará un proceso de transición que nos ayude a salir del tono monocromático y se vaya acompasando con las canas.

Chica de espaldas con el pelo teñido con coloración por barros

¿Cuáles son sus ventajas?

  1. No ocasionan ningún tipo de agresión al cabello. La penetración de los barros en el cabello es superficial, por lo que no alteran su estructura.
  2. Su acción astringente desintoxica a fondo el cuero cabello, eliminando los residuos y aportando volumen en raíz.
  3. Sus propiedades fitoterapéuticas mejoran la cutícula, dejando el cabello suelto, sin encrespado y con mucho brillo.
  4. Resultados más duraderos que el color convencional porque no genera raíz.

Pero no todo es tan bonito como parece… ¡tiene inconvenientes!

  1. Por su origen natural, las tonalidades pueden variar según el lote o época del año. Sin embargo los cambios son imperceptibles ya que sus tonalidades no son planas.
  2. Hay algunas limitaciones en cuanto a los tonos o matices a los que estamos acostumbrados en los tintes convencionales. Sin embargo, se pueden mezclar entre ellos y crear nuevas tonalidades totalmente personalizadas.

Leave a comment